Open/Close
Español
Por Sinakho Dhlamini, especialista en contenido de recursos humanos, Top Employers Institute
Por Sinakho Dhlamini, especialista en contenido de recursos humanos, Top Employers Institute

Desbloqueando el futuro de la incorporación (onboarding) para el trabajador remoto



Desbloqueando el futuro de la incorporación (onboarding) para el trabajador remoto

La incorporación (onboarding) es una parte esencial de cualquier organización. El proceso de incorporación es un aspecto crítico de la integración de nuevos empleados en la empresa. Un sistema de incorporación bien construido y pensado puede marcar la diferencia, no solo en la satisfacción de un empleado en el trabajo, sino que también puede marcar una diferencia significativa en la forma en que los empleados valoran su carrera en la organización. Este elemento puede marcar la diferencia inicial entre las organizaciones que retienen el talento y las que pierden a los miembros talentosos de su organización.

Al igual que con muchas responsabilidades de recursos humanos, la incorporación se ha vuelto cada vez más digital en los últimos años con una aceleración dramática en la digitalización del proceso, desde el inicio de la pandemia global. Nos estamos adaptando a lo que se ha conocido coloquialmente como la "nueva normalidad", es importante considerar cuántos de estos cambios reaccionarios en la incorporación están para quedarse y en qué estructuras los veremos desarrollarse.

A medida que se contrata a más y más empleados sin siquiera reunirse en persona, los líderes de recursos humanos y los responsables de la toma de decisiones evalúan lo que ha funcionado y lo que no para su organización. En este artículo, analizaremos brevemente cómo las empresas están incorporando con éxito a sus empleados para comprender mejor lo que estas estrategias y procesos nos muestran sobre el futuro de la incorporación u onboarding.

Follow our Linkedin for more HR updates and news

Procedimientos de incorporación digital y virtual

Antes del rápido paso al trabajo remoto, los Top Employers de todo el mundo ya habían comenzado a implementar procesos de incorporación con soporte digital. Identificamos que en 2020, antes de las restricciones globales, el 83,9% de las empresas habían respaldado digitalmente la experiencia de incorporación e, incluso sin las restricciones de bloqueo vigentes, en 2020 el 33% ya había implementado una plataforma virtual de incorporación previa que comenzó antes del primer día de trabajo del colaborador, con el número de organizaciones que implementan estos sistemas aumentando al 39,8% en 2021. Otra iniciativa de mentalidad digital que hemos visto con nuestros Top Employers globales es el uso de grupos de redes sociales internas para las nuevas contrataciones, con el 65,49% de los Top Employers utilizándolos en 2020.

Si bien los líderes de recursos humanos han adoptado la capacidad de emplear soluciones digitales y virtuales para las actividades de incorporación que solían realizarse en persona, aún es importante notar que muchas de estas decisiones, aunque se toman de manera consistente, no han tenido un plan estratégico que las respalde. Eso significa que es difícil ver los beneficios de confiar en las estructuras digitales como soporte para estas iniciativas, porque no se están ejecutando de una manera intencionada y orientada a objetivos.

Incorporación remota más allá de un escritorio

En muchas de las innovaciones digitales que se han realizado para respaldar los esfuerzos de incorporación, se ha dependido del uso de computadoras portátiles y de escritorio para utilizar plenamente estos sistemas. Si bien muchos puestos permiten que esto sea una opción para sus empleados, hay muchas regiones e industrias donde los empleados nuevos y existentes trabajan fuera de las oficinas y no tienen acceso a equipos que se han utilizado comúnmente para incorporar empleados de forma remota. A medida que las empresas diversifican la forma en que incorporan a sus empleados, se han encontrado varias soluciones diferentes que mantienen remoto el proceso de incorporación.

Una de las formas más comunes en que las empresas realizan este trabajo de incorporación ha sido el uso de teléfonos inteligentes y sus capacidades digitales para incorporar a los empleados de forma remota. Lo han hecho mediante el uso de servicios de SMS para comunicar algunos aspectos de su proceso de incorporación; crear aplicaciones móviles que brinden algunos de los recursos de capacitación, bienestar y apoyo; y videoconferencias a través de versiones móviles de las versiones de escritorio como MS Teams y Zoom. La conveniencia de los teléfonos inteligentes ayuda a que sean efectivos y relativamente simples para integrarlos en las estructuras existentes dentro de los procedimientos de incorporación de RR.HH.

¿Es la incorporación remota el único futuro de la incorporación?

Uno de los pensamientos que condujeron a este artículo se centró en la cuestión de si el cambio reaccionario hacia la incorporación remota llegaría para quedarse y, si bien nos centramos principalmente en los aspectos positivos de la incorporación remota, sería negligente no considerar algunos de los aspectos que hacen que la incorporación en persona sea un éxito.

Una cosa que la mayoría de los empleados esperan al comenzar un nuevo puesto es conocer a sus compañeros de trabajo y poder conectarse con ellos más allá de sus tareas laborales. Si bien esto no se pierde por completo con la incorporación remota, especialmente porque muchas empresas han invertido en eventos virtuales que intentan recrear los eventos que solían realizar en persona, no es lo mismo que estar en la misma habitación.

Es posible que la incorporación remota se realice de manera efectiva para una empresa y, a medida que el futuro del trabajo continúa desarrollándose y reinventándose, la flexibilidad que proporciona significa que es probable que se quede. Es poco probable que se mantenga en el mismo formato que tenemos ahora, y probablemente se convierta en un sistema híbrido de herramientas remotas y procedimientos en persona. Dado que los profesionales de RR.HH. solo están comenzando a evaluar el futuro de la incorporación u onboarding, es probable que se someta a futuras reinvenciones.